Normativa

Etiquetas tipo II: Autodeclaraciones

Entre las distintas etiquetas ambientales que existen, nos encontramos con la etiqueta tipo II. Pero la pregunta que nos hacemos suele ser, ¿cuál es su diferencia entre las otras existentes? En esta publicación te ayudaremos a entender en qué consiste y los pros y contras que trae esta declaración en las empresas.

Lo primero es saber que este tipo de etiquetas son “autodeclaraciones” desarrolladas por fabricantes, distribuidores, y otros entes de la cadena de comercialización. El objetivo es transmitir información sobre los aspectos ambientales y sus impactos bien sea en productos o en servicios.

Una de sus principales ventajas consiste en que no es necesaria certificación por una tercera parte, sin embargo, es importante proporcionar información que sea clara, verificable y exacta y de esta manera, poder conservar la credibilidad antes los consumidores. Para poder cumplir con esto, recomendamos seguir procedimientos y normas que definan claramente la información que se desea transmitir en base a evidencia documental.

Al no tener certificación por terceros, el coste normalmente suele ser más económico que otras declaraciones y herramientas de etiquetaje ambiental.

Este tipo de etiquetas son de uso voluntario y por tanto, son responsabilidad del fabricante del producto. Se declara un aspecto ambiental mediante símbolos, gráficos o texto, por ejemplo, el circulo de Möbius para el término “Reciclable”.

Este tipo de etiquetas aporta a las empresas ventajas para la divulgación de información ambiental de procesos y productos, además permite generar posicionamiento de sus productos en el mercado de interés. Desde Kaeltia Ecodesign te ayudamos a conseguir estas ventajas y definir una estrategia sólida para realizar una correcta autodeclaracion, con información veraz y verificable.

Contacta ahora

Si estás interesado en realizarnos cualquier consulta, ponte en contacto con nosotros y te responderemos lo antes posible.

Leave a Reply

Your email address will not be published.